LA CIUDAD DEPORTIVA NO ES PROPIEDAD MUNICIPAL, PERO SE ESTÁ INVIRTIENDO MUCHO DINERO PÚBLICO EN ELLA.


A Valverde no se le mueve ni un pelo al mentirnos a todos los totaneros y seguir engatusándonos con promesas, proyectos y verborrea estéril. 
 
Está claro que el interés primordial del concejal de deportes es asegurar su nómina que nos está costando a todos los totaneros más de 4.500 € mensuales. 
 
La nula capacidad de gestión de Valverde ha quedado más que evidencia al tener que privatizar casi todos los servicios deportivos municipales, ya que los vecinos con las geniales ideas del concejal tienen que pagar mucho más por las prestaciones, ya que las empresas que han conseguido el servicio deben tener sus beneficios y pagar el IVA, incrementos que con la gestión municipal no hubiesen sido necesarios. 
 
Valverde ha engañado a los vecinos con los anuncios de ‘alquileres’ de las instalaciones; nos ha hecho creer que iban a ser un negocio para los totaneros, cuando lo cierto es que si llega a alquilarlos no cubrirán ni de lejos los gastos que las mismas van a acarrear. 
 
Hacer negocios no es el fin del ayuntamiento, sino prestar servicios a los vecinos, hacer que estén constantemente ocupadas; la razón de ser de la Concejalía de Deportes es ayudar a los clubes deportivos y no estrangularlos dejándolos dos años enteros sin ningún tipo de ayudas. 
 
Sin ir más lejos, el mantenimiento anual del nuevo campo de césped natural estará por encima de los 60.000 €, y lo que aporten equipos como el Leganés o el Lorca serán simples migajas a este derroche de agua con delirios de grandeza. 
 
También ha anunciado que piensa vender el Campo de Fútbol del Olímpico; si lo hace e invierte el dinero en la Ciudad Deportiva, podría estar malversando fondos públicos, porque no se puede emplear en dinero en una propiedad que no es municipal, que sigue siendo de la empresa que hizo un convenio urbanístico que no se ha materializado y que, por lo tanto, no ha cedido la propiedad de los terrenos al ayuntamiento. 
 
Y si tan seguro está, que nos enseñe la escritura o la nota del Registro de la Propiedad, y si no que se vaya a su casa por habernos mentido de forma continuada a los totaneros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.